Portada Vídeos y entrevistas

Vídeos y entrevistas

El vídeo de los horrores...

Death Mills. Ese es el nombre del documental producido por el departamento de guerra de los Estados Unidos tras la contienda. En √©l se recog√≠an escalofriantes im√°genes de los campos de concentraci√≥n nazis. La pel√≠cula se exhibi√≥ en todos los cines de Alemania para que sus habitantes pudieran comprobar la extrema crueldad de quienes dirigieron su naci√≥n durante m√°s de doce a√Īos. Cortes√≠a del Steven Spielberg Film and Video Archive. United States Holocaust Memorial and Museum.

La mirada de Eva Braun

La amante de Hitler ten√≠a una afici√≥n: el cine. Con su c√°mara grab√≥ al F√ľhrer en momentos de intimidad y tambi√©n en encuentros con los m√°ximos responsables del Reich. Esta es una selecci√≥n de las im√°genes filmadas por Eva Braun. Cortes√≠a del Steven Spielberg Film and Video Archive. United States Holocaust Memorial and Museum

La legi√≥n C√≥ndor... seg√ļn Goebbels

Este v√≠deo fue producido por el r√©gimen nazi para "informar" a su pueblo de la participaci√≥n de su aviaci√≥n en la guerra de Espa√Īa. En √©l se identifica a la Rep√ļblica con el caos y a Franco con el orden y la paz. Los hombres de Goebbels dan una imagen heroica de la Legi√≥n C√≥ndor y ocultan sus bombardeos indiscriminados contra la poblaci√≥n civil que causaron miles de muertos.

EEUU prepara a su pueblo para la guerra

La opini√≥n p√ļblica estadounidense se opon√≠a a la participaci√≥n en el conflicto b√©lico. Tras m√°s de dos a√Īos de pasividad, el Gobierno norteamericano realiz√≥ pel√≠culas propagand√≠sticas como esta para concienciar a sus ciudadanos de la necesidad de parar los pies a Hitler.

Homenaje a los 9.000 deportados espa√Īoles

Trece deportados aportan su voz y su rostro para rendir homenaje a los m√°s de 5.000 espa√Īoles que fueron asesinados en los campos nazis. Un v√≠deo breve y emotivo con motivo del 70 aniversario de la liberaci√≥n de los campos y del 75 aniversario de la llegada de los primeros espa√Īoles a los campos nazis.

¬ęLos √ļltimos espa√Īoles de Mauthausen¬Ľ

Con la presencia de dos espa√Īoles deportados, el periodista Carlos Hern√°ndez present√≥ su libro ¬ęLos √ļltimos espa√Īoles de Mauthausen. La historia de nuestros deportados, sus verdugos, sus c√≥mplices¬Ľ (Ediciones B) de la mano de la periodista Montserrat Dom√≠nguez como moderadora, de Baltasar Garz√≥n y de dos supervivientes espa√Īoles deportados: Jos√© Alcubierre y Siegfried Meir.

Deportado 4443: el documental

La vida de Antonio Hern√°ndez en un emotivo v√≠deo en el que intervienen algunos de sus amigos y familiares, supervivientes de los campos nazis y expertos en la deportaci√≥n espa√Īola.

Benito Bermejo

Benito Bermejo es el historiador que m√°s ha investigado acerca de la deportaci√≥n espa√Īola. Nos habla sobre algunos aspectos de la vida en los campos de concentraci√≥n y ofrece datos sobre la responsabilidad que tuvo el r√©gimen franquista.

Canciones de la guerra y el exilio

Cristóbal Soriano recuerda dos melodías que marcaron su vida. La copla que le cantaba a los soldados italianos durante la batalla de Guadalajara y la triste canción del exilio en los campos de la arena de Francia.

Correo desde el infierno

D√°maso Ibarz pas√≥ m√°s de cuatro a√Īos en el infierno de Mauthausen. Lo primero que hizo tras ser liberado, fue escribir una escalofriante carta a su familia. 70 a√Īos despu√©s, su hermana Mar√≠a, lee aquellas amargas palabras delante de nuestra c√°mara.

El Clarinetista de Mauthausen

Su amor por la m√ļsica acompa√Ī√≥ a Antonio Terres desde la Guerra de Espa√Īa hasta las barracas del campo de concentraci√≥n de Mauthausen. All√≠ form√≥ parte de la banda, formada por prisioneros, que tocaba mientras los SS ejecutaban o torturaban a los deportados.

El espía toledano de Mauthausen

Esteban P√©rez dirigi√≥ un grupo de espa√Īoles en el campo de concentraci√≥n que se dedicaban a recabar informaci√≥n para la organizaci√≥n clandestina. Este luchador de Portillo (Toledo) nos cont√≥ su historia seis meses antes de dejarnos para siempre. Ten√≠a 103 a√Īos.

El eterno bigote de Marcial Mayans

D√≠as antes de la liberaci√≥n, los 18.000 prisioneros del subcampo de Ebensee sab√≠an que los SS planeaban exterminarles. Marcial Mayans fue uno de los deportados que ejecutaron un plan que permiti√≥ abortar ese criminal plan. Pocas horas despu√©s, las tropas estadounidenses liberaron el campo. Marcial pudo dejar crecer su bigote, que tanto hab√≠a echado de menos durante los a√Īos de cautiverio. Un bigote que le sirvi√≥ en 1936 para alistarse en el Ej√©rcito republicanos; tan solo ten√≠a 16 a√Īos.

El √ļltimo espa√Īol de Buchenwald

Vicente Garc√≠a es el √ļnico prisionero espa√Īol del campo de concentraci√≥n de Buchenwald que permanece con vida. Su historia comienza en su Asturias natal y recorre casi un siglo de vivencias que incluyen dos guerras y m√°s de un a√Īo de cautiverio en una de las factor√≠as de la muerte del III Reich.

El viaje de Escot: de Olvera a Mauthausen

El deportado gaditano Eduardo Escot relata los hechos que marcaron su vida para siempre. El momento en que tomó las armas para defender su pueblo de la sublevación militar; el exilio y la Segunda Guerra Mundial; y su largo cautiverio en Mauthausen.

Jean Ortiz

El hispanista franc√©s explica las claves pol√≠ticas e hist√≥ricas que rodearon la deportaci√≥n de los espa√Īoles: las democracias occidentales abandonaron a la Rep√ļblica; Francia recibi√≥ a los exiliados como a criminales; Franco, P√©tain y Hitler decidieron el env√≠o de los republicanos a los campos de concentraci√≥n; los aliados permiten al r√©gimen franquista perpetuarse en el poder; la democracia traiciona y olvida a los deportados.

Jos√© Alcubierre, un prisionero de 14 a√Īos

El primer convoy cargado con familias enteras rumbo a los campos de concentraci√≥n no estaba lleno de jud√≠os sino de espa√Īoles. Jos√© Alcubierre era uno de los ni√Īos que fue obligado a subir en ese tren. Esta es su historia.

José Saez, el primer exilio francés

Jos√© S√°ez Cutanda fue el protagonista de un documental elaborado por su sobrino. En √©l, narra su primer exilio en Francia tras la derrota en la guerra de Espa√Īa.

Documental realizado por un sobrino de José Sáez

Joseph Gonz√°lez

Este hijo de exiliados republicanos afincado en Montauban, se encarga de velar por la memoria de los espa√Īoles que pasaron por el campo de concentraci√≥n franc√©s de Septfonds. Nos habla acerca de la guerra de Espa√Īa, la deportaci√≥n y, m√°s extensamente, sobre los malos tratos que recibieron en Francia los cerca de 500.000 espa√Īoles que huyeron de la Pen√≠nsula tras el triunfo franquista.

La mala suerte de los trabajadores espa√Īoles

El deportado Mariano Laborda aprovechaba las reuniones familiares para entonar viejas canciones. Gracias a su hija Jeannine podemos recuperar su voz, orgullosamente aragonesa.

La ni√Īa que sonr√≠e cada noche a Juan Romero

Un grupo de prisioneros de Mauthausen era obligado por los SS a recoger las ropas y las pertenencias de los nuevos internos. Ellos fueron testigos de la llegada masiva de deportados que eran conducidos, directamente, a la cámara de gas. El cordobés Juan Romero fue uno de esos trabajadores del llamado kommando de la desinfección.

Las tres guerras de Virgilio Pe√Īa

Virgilio es el √ļltimo superviviente espa√Īol del campo de concentraci√≥n de Buchenwald. Su vida es una historia de lucha por la libertad y la supervivencia. Combatiente en la guerra de Espa√Īa, alistado a la fuerza en el Ej√©rcito franc√©s durante la Segunda Guerra Mundial y, finalmente, miembro de la Resistencia. Los nazis le capturaron, torturaron y enviaron a morir a Buchenwald.

Lazaro Nates, color en Mauthausen

Ten√≠a solo 17 a√Īos cuando lleg√≥ al campo de concentraci√≥n a bordo del llamado Convoy de los 927. Ese mismo d√≠a vio como los SS eliminaban a todos los prisioneros heridos e inv√°lidos. L√°zaro Nates era muy observador y ten√≠a un car√°cter optimista que le permiti√≥ sobrevivir durante casi cinco a√Īos en Mauthausen.

Luis Perea, una memoria compartida

Meses antes de su fallecimiento, la salud y la memoria hab√≠an abandonado al deportado espa√Īol Luis Perea. Sin embargo, su hija Pilar y su esposa Mar√≠a, se encargaron de recordar la historia de este manchego que sobrevivi√≥ al campo de concentraci√≥n de Mauthausen. Pilar y Mar√≠a nos hablan tambi√©n sobre el olvido al que fueron condenados nuestros deportados por parte de la democracia espa√Īola.

Martha Gammer y Rudolf A. Haunschmied

Gusen fue el verdadero matadero de Mauthausen. Cerca de 4.000 prisioneros espa√Īoles perecieron en este subcampo. Nos adentramos en su negra historia de la mano de dos historiadores austriacos que luchan por preservar los restos del campo de concentraci√≥n y la memoria de las v√≠ctimas

Miguel Aznar

V√≠deo facilitado por Alfredo √Ālvarez

Pajarito, siempre libre

Manuel Alfonso sobrevivi√≥ en Mauthausen gracias a su habilidad con los l√°pices y los pinceles. Cuando estaba a punto de morir extenuado y hambriento, los SS le destinaron a trabajar en la oficina de los arquitectos. A escondidas, Manuel realizaba dibujos que regalaba a sus compa√Īeros de penurias. En ellos siempre aparec√≠a un peque√Īo p√°jaro y, por eso, los otros prisioneros le llamaban Pajarito.

Padres e hijos tras las alambradas

Ramiro Santisteban lleg√≥ a Mauthausen en agosto de 1940. Le acompa√Īaba su padre, Nicasio, y su hermano Manuel.

Rosa Tor√°n

La historiadora y miembro de la Amical de Mauthausen nos desvela los secretos de uno de los lugares más terribles del Tercer Reich: el castillo de Hartheim. Torán habla también acerca de los experimentos médicos realizados por los nazis y reflexiona sobre el necesario relevo generacional encaminado a mantener viva la memoria de los deportados.

Sin noticias de Dios

Siegfried nació en el seno de una familia judía de Frankfurt, en la Alemania nacional socialista. Su padre, muy religioso, siempre le repetía que no temiera a los nazis porque Dios le protegería. Cuando llegó a Auschwitz en abril de 1943, Siegfried se preguntó dónde estaba ese Dios. En ese campo perdió a sus padres, estuvo a punto de morir de tifus y llegó a ser ingresado en la enfermería que dirigía el sanguinario Doctor Mengele...

Sue√Īo con Mauthausen

El murciano Francisco Gri√©guez sigue volviendo cada noche al campo de concentraci√≥n. Los SS resucitan en sus pesadillas. Los cuatro a√Īos que pas√≥ en Mauthausen viendo morir a sus compa√Īeros le perseguir√°n hasta el final de sus d√≠as. Esta es su terrible historia.

Testigo y víctima del horror nazi

Juan Aznar lleg√≥ al campo de concentraci√≥n nazi de Mauthausen en diciembre de 1940. En sus cuatro a√Īos y medio de cautiverio estuvo al borde de la muerte y fue testigo de numerosas atrocidades cometidas por los SS.

Todo por mi hermano

Crist√≥bal Soriano lleg√≥ a Mauthausen en noviembre de 1940. Junto a √©l iba su hermano Jos√© que hab√≠a sido herido de bala en un brazo. Crist√≥bal trat√≥ de protegerle en todo momento, hasta el punto de que cuando los SS enviaron a Jos√© al temible subcampo de Gusen, Crist√≥bal no dud√≥ en marcharse voluntario tras √©l. Finalmente no pudo evitar lo inevitable, Jos√© no resultaba √ļtil para los nazis porque no pod√≠a trabajar. En diciembre de 1941 fue asesinado en la c√°mara de gas del siniestro castillo de Hartheim.

Un regalo para Monette

En compa√Ī√≠a de Pilar, hija del deportado Luis Perea, conocemos a esta veterana luchadora. Miembro de la Resistencia francesa, fue detenida por los alemanes en abril de 1943. Tras un breve paso por dos c√°rceles nazis, fue enviada al campo de concentraci√≥n de Ravensbr√ľck. All√≠ sus compa√Īeras prisioneras la cuidaron y le hicieron un valioso regalo del que sigue sin desprenderse.

Virgilio Pe√Īa canta ¬ęPara liberar a Th√§lmann¬Ľ

La veteran√≠a de los combatientes republicanos queda reflejada en esta an√©cdota que narra Virgilio Pe√Īa. En 1933, cuando Hitler encarcel√≥ al l√≠der comunista alem√°n Ernst Th√§lmann, Virgilio cantaba en Espa√Īa canciones exigiendo su liberaci√≥n. 12 a√Īos despu√©s, Th√§lmann fue ejecutado en Buchenwald. Virgilio estaba all√≠ y le cant√≥ las mismas canciones a sus compa√Īeros comunistas alemanes.

Yo sobreviví al infierno nazi

Su padre fue el primer espa√Īol que muri√≥ en un lugar llamado Mauthausen; a √©l le toc√≥ sobrevivir durante cuatro a√Īos en el m√°s duro de sus subcampos: Gusen. Esta es la historia del malague√Īo Jos√© Marfil.

Los tres de Camu√Īas

Esta es la historia de Emiliano, No√© y Pedro; tres amigos que abandonaron el pueblo toledano de Camu√Īas en el que nacieron para luchar contra la sublevaci√≥n franquista.

Con la colaboración de l'Amicale française de Mauthausen y la Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo