PRESENTACIÓN                                   INVESTIGACIÓN

Vídeo destacado

Cristóbal Soriano llegó a Mauthausen en noviembre de 1940. Junto a él iba su hermano José que había sido herido de bala en un brazo. Cristóbal trató de protegerle en todo momento, hasta el punto de que cuando los SS enviaron a José al temible subcampo de Gusen, Cristóbal no dudó en marcharse voluntario tras él. Finalmente no pudo evitar lo inevitable, José no resultaba útil para los nazis porque no podía trabajar. En diciembre de 1941 fue asesinado en la cámara de gas del siniestro castillo de Hartheim.


Toda la información en el libro Y en el cómic

Con la colaboración de l'Amicale française de Mauthausen y la Amical de Mauthausen y otros campos y de todas las víctimas del nazismo